Comparte

Finanzas personales y la necesidad de su enseñanza a millennials y centennials

Revista Nuestro Tiempo, Vol. 21, julio – diciembre 2021, páginas
129 Accesos
42 Descargas
3 Veces compartido
Víctor Manuel Lara1
1Catedrático de la Universidad Luterana Salvadoreñavictorlara.prof@uls.edu.sv
Secciones

Resumen

Los Millennials y Centennials deben estar preparadas para múltiples tomas de decisiones en la vida personal y laboral. Parte importante del aprendizaje y casi obligatorio son las finanzas personales, la enseñanza tradicional tiende a dejar de lado esta rama de las finanzas. Aquí surge la pregunta ¿Están preparados, para la toma de decisiones financieras de carácter personal?

La familia es clave importante para la enseñanza de las finanzas personales de los jóvenes, ya que, conforme crecen necesitan orientación al respecto, el problema es que muchos padres no conocen a profundidad sobre finanzas personales.

Lo anterior lleva a formular la investigación con una muestra de 385 personas entre los 12 y 41 años de edad, para analizar la importancia de capacitarlos con talleres prácticos sobre finanzas personales, no solo los clásicos “Tienes que ahorrar” o “No gastes más de la cuenta” sino colocarlos de cara a una educación que pueda aportarles ejemplos prácticos.

Al analizar las respuestas el 95% de las personas que realizaron la encuesta están entre los 18 y 41 años. Esto va en concordancia a las cohortes en estudio y con las edades productivas. Al realizar el análisis un 83.9 % de encuestados dice que, si sabe sobre finanzas personales, el problema es que solo la cuarta parte de estos la ha estudiado formalmente, demostrando que se desarrollan finanzas personales, pero con conocimientos empíricos, y en su mayoría pueda que no estén enfocados de la mejor manera. Lo importante es que todos quieren estudiar formalmente finanzas personales.

Palabras Clave: Finanzas Personales, Enseñanza Practica, Toma de Decisiones

Personal finance and the need for its teaching to millennials and centennials

Millennials and Centennials must be prepared for being decision takers on their personal and professional life. A very important topic that anyone must know for being prepared as decision taker is to learn about Personal Finance. Nowadays, the traditional teaching leaves aside this type of information that intends to show how a person can be organized in the financial area of their own lives. Here is where a question arises: Are they prepared for taking the correct financial decisions in personal terms?

Family is an important key for teaching about Personal finance to their children in a very young age. Everyone needs orientation about learning about this important topic so when people grow, they have consciousness about what Personal finance is and how to apply it in their life.

This takes us to build an investigation by using a 385 people universe between 12 and 41 years old. Our intention is to make them understand and to teach them about the importance about the personal finance practices as a whole and not only by taking decisions on “Having saving” or “You need to spend less than what you earn”.

By analyzing the answers gotten thru the investigation we discovered that 95% of people are between 12 and 41 years old. This makes sense over the population we intend to study and the age range in which people contribute to the country productivity. The results reflect that 83.9% do have knowledge about Personal finance, the issue lays in that only 25% of those have studied the personal finance in a formal manner. This demonstrates that, some of the people that may have this knowledge is because they have acquired it by other means as using the empiric learning method and not by using a formal manner, which leads us to conclude that this might not have the proper focus neither the expected impact that the personal finance follows. The key conclusion also is that every single one that participated on this exercise are interested in studying the personal finance in a formal manner.

Keywords: Personal finance, Practice teaching, Decision taking.

1. Introducción

Los Jóvenes y adultos emergentes son el relevo de la sociedad y la representan, las cohortes de estos según (Chávez, 2018) son “la Generación “Y” llamados Millennials, adultos cuya característica es ser nativos digitales y nacidos entre 1980 y 1994,  y los jóvenes Generación “Z” o Centennials, tecnológicos de la información nacidos entre 1995 y 2009”, Es conocido por todos que ambas generaciones deben estar preparadas para múltiples tomas de decisiones en la vida personal y laboral. Parte importante del aprendizaje y casi obligatorio son las finanzas, como la administración financiera de una empresa y la ingeniería económica de un proyecto de inversión, estas son de gran importancia en la vida laboral, pero la enseñanza formal tiende a dejar de lado las finanzas personales y surgen preguntas como; ¿Están preparados, para la toma de decisiones financieras de carácter personal? ¿Tienen educación formal sobre finanzas personales? ¿Quieren estudiar dicho tema?

Para hacer frente de mejor manera a posibles negativas a las peguntas antes mencionadas, se vuelve importante capacitar a los jóvenes y adultos con talleres prácticos sobre finanzas personales, no solo los clásicos “Tienes que ahorrar” o “No gastes más de la cuenta” sino colocarlos de cara a una educación que pueda aportarles ejemplos prácticos. Evaluando su situación actual de finanzas personales, realizar provisiones debidamente analizando deudas o estructurar los balances generales de su hogar, dicho de otra forma, poder estructurar toda la información financiera personal de sus gastos e inversiones.

La familia es clave importante para la enseñanza de los jóvenes, el problema es que muchos padres no conocen a profundidad sobre finanzas personales, pueda que si estén al día con su pagos y van cubriendo saldos en rojo, pero al final de mes no queda mucho en las cuentas bancarias, los jóvenes deben tener el ejemplo y dirección de sus padres, aprendiendo como deben administrar su dinero del día a día, pagar su transporte para ir a la escuela, su refrigerio y demás gastos asociados a su edad, con estas transacciones bien administradas al ser adultos y con la filosofía de administrar las finanzas, podrán llevar la administración de una empresa y de su hogar. Por lo que se vuelve importante diagnosticar la carencia de formación en temas financieros a corta edad. Por supuesto se tiene que identificar si quieren aprender, si aplican o no lo aprendido sobre finanzas personales. Se buscará identificar si los Millennials y Centennials se encargan de sus finanzas personales, si han estudiado formalmente dicha rama de las finanzas y si están interesados en aprender más al respecto, para llevar una vida financiera saludable.

Estado de la temática

Respecto a las cohortes generacionales (Chávez, 2018) nos comenta lo siguiente sobre la generación Z “Los Millennials son los verdaderos nati­vos digitales, se menciona que cada semana gastan 14,5 horas en sus smartphones, ya sea enviando mensajes de texto, hablando o en redes sociales” de igual forma nos dice que “La también denominada generación Y despierta un interés creciente por parte del marketing y empleado­res. El uso generalizado del smartphone ha motivado a las compañías a integrar aplicaciones para dispositivos móviles que integran experiencias de geo-referencia y compras en línea (Gazdik, 2014). Asimismo, los emplea­dores se interesan en motivar a esta generación ascen­dente de trabajadores para retenerlos (Berkup, 2014), considerando que la generación de Baby-boomers abandona gradualmente la fuerza de trabajo”

Sobre las diferencias entre estas dos cohortes (Chávez, 2018) nos comenta “Si bien hay varias similitudes entre los Millennials y ge­neración Z, se pueden identificar algunas diferencias. En tecnología, la generación Z no conoce el mundo sin smartphones y redes sociales, y se han acostumbra­do a la inmediatez de la información al moverse de un contenido a otro en cosa de segundos. También valo­ran la privacidad, pues la generación Z está menos in­teresado que los millennials en exhibir su vida privada, llegando incluso a preferir redes sociales más anónimas como Snapchat sobre Facebook” (Scott, 2016).  “Los rasgos más distintivos de la generación Z son la confianza, libertad, individualismo y la adicción a la tecnología y velocidad. Asimismo, se espera que, en la medida que aumenten su participación en el mundo laboral, la generación Z se caracterice por la multita­rea, uso eficiente de la tecnología, prefiriendo las ac­tividades no estándar y personalizadas sobre el trabajo en equipo, donde puedan desarrollar su creatividad y perspectiva global” (Berkup, 2014).

La administración financiera (Roman, 2012) no dice que “Es una disciplina que optimiza los recursos financieros para el logro de los objetivos de la organización con mayor eficiencia y rentabilidad”.

En cuanto a la definición de finanzas personales (Ruiz, 2021) no dice que “son la aplicación de los principios de las finanzas en la gestión de los recursos de un individuo o familia. Sin embargo, a mí me gusta describir las finanzas personales como la administración de tus ingresos y tu patrimonio”.

(Gomez, 2020) se plantea el siguiente problema respecto a las finanzas personales “Conforme avanza el tiempo comienzan a surgir las necesidades financieras de cada persona, para muchos estos temas no son o no han sido muy amenos a sus vidas a pesar de tener que administrar dinero. Durante la educación primaria y secundaria es muy poco o casi nulo los conocimientos que se le imparten a los estudiantes sobre educación financiera, llegando así muchos a su vida adulta sin conocimiento alguno de cómo administrar por lo menos su dinero de manutención mensual.”

Por su parte (Figueroa, 2009) dice “El mundo de hoy es cada vez más exigente en los diversos aspectos en que interactuamos con otros actores de nuestras economías, además del gran desarrollo de las tecnologías de la información y la comunicación, a ello no escapan las finanzas, lo que nos arroja a un mar de nuevos conocimientos que nos exige una mayor preparación y desarrollo de habilidades puntuales para lograr el éxito anhelado por cada uno de nosotros. Siempre he pensado que las finanzas son una sola, sin embargo, en el manejo práctico hemos visto una gran división entre las empresariales y las personales. Para las primeras la teoría ha investigado y desarrollado un sinnúmero de herramientas con el fin de entregarle instrumentos idóneos a las empresas, mientras a las segundas los expertos han dejado que ellas se desarrollen de acuerdo con la experiencia de cada individuo. Se puede inferir que las finanzas empresariales entregan un valor agregado más tangible, como la acumulación de dinero al incrementar la rentabilidad, mientras en las finanzas personales este valor agregado tiene que ver más con el bienestar de la persona, así lo plantea la economía. Es claro para la mayoría de las personas que la gestión financiera es una función crítica en las organizaciones, sin embargo, en nosotros mismos es igual o inclusive más trascendente, es por ello que el éxito de nuestras finanzas personales, al igual que el de las empresas, requiere de un liderazgo y gerenciamiento exitoso”. “El objetivo de las finanzas personales se puede plantear como una decisión de dos escenarios posibles: la primera la podemos ver como la búsqueda de un alto nivel de vida, donde poseemos variados bienes como automóviles lujosos, vivienda en estratos altos, ropa costosa, altos niveles de endeudamiento, bajos niveles de ahorro, etc., que nos permite poseer altos niveles de satisfacción, acompañado de un alto riesgo de mantener ese nivel de apariencia ante la sociedad y ante nosotros mismos. Pero, por otro lado, podemos crear nuestra riqueza, como la hemos definido acá, trabajando en buscar una sostenibilidad mediante acciones propias y apoyadas en la planeación financiera, la cual nos genera altos niveles de seguridad y responsabilidad, entregándonos la tan esperada y apreciada independencia financiera.”

Según (Coope Ande, 2020) La educación financiera en el hogar es esencial para adquirir una cultura financiera saludable en la edad adulta y puede desarrollarse con una serie de sencillos hábitos:

  1. Da el ejemplo. Mantén en orden tus finanzas para que tomen en cuenta tus consejos y buenas prácticas para elaborar un presupuesto, controlar los gastos y ahorrar.
  2. Déjalos administrar. Dales una cierta cantidad de dinero al mes o a la semana enseñándoles la importancia de gestionarlo, invertirlo o ahorrarlo.
  3. Enséñales el valor de las cosas. Enséñales a distinguir entre el precio y el valor de las cosas, cuidando sus juguetes sin desear los ajenos, así como a reconocer que los objetos materiales no deberían estar por encima de las relaciones personales y familiares.
  4. ¿De dónde proviene el dinero? Explícales el origen de los ingresos familiares y el esfuerzo que conlleva obtenerlos, así como que son fundamentales para los gastos de subsistencia.
  5. Necesidades y deseos. Enséñales a distinguir las cosas que realmente necesitan de aquellos gustos y productos no esenciales o marcas específicas.
  6. Fomenta prácticas de ahorro. Dales una alcancía para que comprendan la importancia del ahorro, especialmente cuando quieren un juguete. Así aprenderán a trazar metas a largo plazo.
  7. Prepáralos para el mundo digital. Enséñales normas de comportamiento en línea y ciberseguridad, ya que son personas que tienen una gran exposición a ofertas o intentos de estafa.

Respecto a la educación la (UNESCO, 2010) nos dice que “La educación primaria y secundaria básica permite a los individuos adquirir habilidades y competencias fundamentales para convertirse en ciudadanos empoderados capaces de participar activamente en su cultura, sociedad y economía. Además, los años de escolarización constituyen un espacio clave para generar conectividades e interacciones positivas entre grupos sociales y culturales diversos y durante los mismos se construyen y transmiten valores y actitudes compartidas indispensables para la vida en sociedad y el desarrollo del capital y la cohesión social en la comunidad.”

2. Metodología

Como se planteó la investigación busca dar respuesta a las siguientes preguntas ¿Están preparados, para la toma de decisiones financieras de carácter personal? ¿Tienen educación formal sobre finanzas personales? ¿Quieren estudiar dicho tema? Para esto se ha utilizado el método Cualicuantitativo llamado también enfoque mixto. Según (Sampieri, 2014) Los métodos mixtos representan un conjunto de procesos sistemáticos, empíricos y críticos de investigación e implican la recolección y el análisis de datos cuantitativos y cualitativos. Dado que se recolectará la información de los jóvenes y adultos esta se tiene que analizar y concluir cuál es su comportamiento respecto a las finanzas personales.

Población y muestra

Para el desarrollo del estudio se considera la población en estudio: Hombres y mujeres nacidos entre 1980 y 2009 que son los que actualmente para el año 2021 tendrían entre 12 y 41 años de edad. Los llamados Millennials y Centennials. Con esta única restricción de población, se tomará un número indeterminado de población. Se enfoca en esta población ya que ellos son los que está tomando o van a tomar el control de la sociedad.

Para la selección de la muestra se utilizó la metodología basada en muestreo estadístico, en donde obtenemos el cálculo de la muestra a partir de una población. Según (López, 2015) la siguiente es la ecuación que proporciona dicha muestra, si se tiene una población considerada infinita o mayor a 100,000 individuos. Según (DIGESTIC, 2007) en su censo de hace 14 años, la población en las edades descritas anteriormente era de 2,317,594 personas.

n = Tamaño de muestra, lo que se busca obtener.

= El número de unidades de desviación que indica el nivel de confianza adoptado,

elevado al cuadrado.

Para un 95% de confianza el valor de z = 1.960 Según tabla de (Cortez, 2017)

P: La proporción (o porcentaje) de individuos que tienen una característica.

Se asigna 50% a la proporción de individuos con las características de la población.

q: La proporción (o porcentaje) de individuos que no tienen la característica.

Se asigna 50% a la proporción de individuos que no tiene las características de la población.

Según (Fernández, 2001) Una idea del valor aproximado del parámetro que queremos medir (en este caso una proporción). Esta idea se puede obtener revisando la literatura, por estudio pilotos previos. En caso de no tener dicha información utilizaremos el valor p = 0.5.

: El error muestral considerado, elevado al cuadrado. Se asume el 5%

De la ecuación se tiene:

La muestra para la investigación será de 385 personas, Hombres y mujeres nacidos entre 1980 y 2009.

 

Instrumentos

Para la recolección de la información se eligió como instrumento la encuesta, que se aplicó a jóvenes y adultos en el mes de septiembre de 2021, según (Baena, 2017) Una encuesta es la aplicación de un cuestionario a un grupo representativo del universo que estamos estudiando. Es un estudio de caso que comprende una entrevista extensa con una guía de preguntas o de indicadores, para detectar sobre la persona o la comunidad todos los elementos que nos permitan conocer de ella desde sus orígenes hasta el momento actual. Las guías pueden llegar a contener más de 100 preguntas o indicadores. Mediante un mismo cuestionario o cédula, se aplica a un grupo de personas que representan una muestra del universo de la población investigada. La encuesta social consiste en recoger datos referentes a las condiciones de vida y de trabajo de la población de cierta zona, a fin de contribuir a la adopción de medidas sociales prácticas. Se reúnen los hechos y sobre su base se esboza un plan de acción. Cuestionario: es el instrumento fundamental de las técnicas de interrogación, hay elementos que debemos considerar en la elaboración de las preguntas, tanto su clase como la manera de redactarlas y de colocarlas en el cuestionario.

Para la encuesta se asignará la plataforma virtual “Formularios de Google” para llegar a más individuos de la muestra, tomando en cuenta el distanciamiento físico que se debe tener por Covid 19 y así resguarda la vida de los encuestados y encuestadores.

3. Resultados

Tabla 1 Realización propia. Cantidad y porcentaje de personas que respondieron la encuesta según su edad.

Años CumplidosCantidad de encuestados% de participación
1217215%
182317545%
242912332%
30354411%
3641226%
385100%

 

 

Tabla 2 Realización propia. Cantidad y porcentaje de personas que respondieron la encuesta, por género.

 

Etiquetas de filaCuenta de Sexo%
Hombre15340%
Mujer23260%

 

Gráfico 1 Realización propia. Porcentaje de personas con hijos y sin hijos.

Gráfico 2 Realización propia. Porcentaje de personas con trabajo y sin trabajo.

Gráfico 3 Realización propia. Porcentaje de estudio y trabajo

Gráfico 4 Realización propia. Porcentaje de personas sobre finanzas.

Gráfico 5 Realización propia. Porcentaje de personas que dejan dinero en cuanta bancaria.

Gráfico 6 Realización propia. Porcentaje de personas que les gustaría aprender finanzas personales

4.Discusión

La población objetivo de la encuesta fue de 385 personas entre 12 y 41 años, Millennials y Centennials. Al analizar las respuestas el 95% de las personas que realizaron la encuesta están entre los 18 años y los 41 años. Esto va en concordancia a las cohortes discretas por (Chávez, 2018) cuando dice que; Son la Generación “Y” llamados Millennials, adultos cuya característica es ser nativos digitales y nacidos entre 1980 y 1994, y los jóvenes Generación “Z” o Centennials, tecnológicos de la información nacidos entre 1995 y 2009. Por lo tanto, la población que realizo la encuesta es la óptima para el estudio.

Se puede observar que la mayor parte de la población encuestada se encuentra en edad económicamente productiva. Esto indica que los interesados en llenar una encuesta sobre finanzas personales son los que tiene una mayor responsabilidad financiera. Comparando a lo dicho por (Gomez, 2020) que plantea lo siguiente “Conforme avanza el tiempo comienzan a surgir las necesidades financieras de cada persona, para muchos estos temas no son o no han sido muy amenos a sus vidas a pesar de tener que administrar dinero”.

La relación de la población encuestada entre mujeres y hombres es del 60% y 40% respectivamente. Del total de los encuestados el 73% son solteros y sin hijos por lo que evidencia una clara tendencia a que los millennials y Centennials tienden a esperar para formar una familia.

Se ha establecido que en su mayoría los encuestados están en edad económicamente activa, pero es interesante y preocupa analizar que el 39% de los encuestados esta sin trabajo actualmente, se puede hacer referencia que 1 de cada 3 personas están sin trabajo. Se debe mencionar que del total de la población encuestada 46% estudia y trabaja al mismo tiempo. Esto contradice lo dicho por (El Economista , 2021) ya que ellos comentan una tasa del 9.5% para este 2021. Se puede explicar esta diferencia con que la población encuestada solo son jóvenes y adultos, el economista toma al 100% de la población. Se deja al lector una evaluación a discreción al respecto.

Hablando de finanzas personales el 83.9% dice que, si sabe sobre finanzas personales, el problema es que solo la cuarta parte de estos la ha estudiado formalmente, demostrando que se desarrollan finanzas personales, pero con conocimientos empíricos, y en su mayoría pueda que no estén enfocados de la mejor manera, como lo comenta (Gomez, 2020) “Durante la educación primaria y secundaria es muy poco o casi nulo los conocimientos que se le imparten a los estudiantes sobre educación financiera, llegando así muchos a su vida adulta sin conocimiento alguno de cómo administrar por lo menos su dinero de manutención mensual.” Es por esto que se vuelve importante la educación financiera personal.

El análisis brinda que el 18% de los encuestados deja a cero su cuenta bancaria y un 32 % solo deja entre 0% y 15% de su salario al final de mes. Se evidencia la baja administración de recursos que se tienen la personas al no haber estudiado finanzas personales formalmente ya que estos representan el 79.74% de los encuestados, pero estos mismos dicen que es importante estudiarlas, estando de acuerdo en que si hay posibilidad de realizar un taller al respecto si lo desarrollarían, pagando entre $0 y $30.

5. Conclusiones

Los Millennials y Centennials son los económicamente productivos y tienen a su disposición información ilimitada, creen estar preparados para administrar sus recursos personales, hacen énfasis que si saben, y que, sí las aplican en su día a día, pero no las han estudiado formalmente, en concordancia con lo que señala (Gomez, 2020). Al decir que durante la educación primaria y secundaria es muy poco o casi nulo los conocimientos que se le imparten a los estudiantes sobre educación financiera.  Esto lleva a un grave problema, ya que estas generaciones deben estar preparadas para la toma de decisiones. La investigación arrojo que casi el 20% deja a cero su cuenta bancaria al final de mes y solo un 32% deja entre 0% y 15% de su salario. Este último dato debería de ser más alto para tener una sociedad con vida económicamente sana, hay que recordar que la estabilidad financiera personal influye en la toma de decisiones a la hora de formar una familia. Se concluye que no están preparados pero que el 99% de estas generaciones si quieren estudiar finanzas personales y por lo menos el 50% sabe que es importante para su vida. Por lo que se ve la necesidad de impartir talleres de finanzas personales de casos prácticos, no enfocados a lo que se sabe comúnmente, sino a ejercicios prácticos.

6. Referencias

  1. Baena, G. (2017). Metodología de la Investigación . Mexico: Patria.
  2. Chávez, B. (2018). Emprendimiento en las 4 generaciones: Baby Boomers, X, Millenialls, Z. Global Entrepreneurship Monitor (GEM).
  3. Coope Ande. (2020). Hablemos de tus finanzas personales y familiares. En Uno a Uno con tu Educación Financiera (pág. 13). San Jose: Coope Ande.
  4. Cortez, N. (2017). ESTIMACIÓN. En Estadistica II (pág. 8). San Salvador: UES.
  5. DIGESTIC. (2007). VI CENSO DE POBLACIÓN Y V DE VIVIENDA – 2007. San Salvador: Gobierno del El Salvador.
  6. El Economista . (23 de 9 de 2021). Obtenido de https://www.eleconomista.net/actualidad/Proyectan-que-la-tasa-de-desempleo-de-El-Salvador-sera-de-9.5–este-2021-20210723-0011.html
  7. Fernández, P. (2001). Determinación del tamaño muestral. Unidad de Epidemiología Clínica y Bioestadística, 1.
  8. Figueroa, O. (2009). Las Finanzas personales. EAN, 123-124.
  9. Gomez, M. y. (2020). PROTOTIPO DE APLICACIÓN MÓVIL QUE FACILITA EL APRENDIZAJE Y EL. Bucaramanga.
  10. Jomtien. (1990). SATISFACCIÓN DE LAS NECESIDADES BÁSICAS DE APRENDIZAJE. DECLARACIÓN MUNDIAL SOBRE EDUCACIÓN PARA TODOS, 3.
  11. López, P. (2015). Metodología de la investigación social cuantitativa. Barcelona: UAB.
  12. Roman, C. L. (2012). Fundamentos de administración financiera. Estado de México: Red Tercer Milenio S.C.
  13. Ruiz, R. (17 de 8 de 2021). Forbes Mexico. Obtenido de https://www.forbes.com.mx/que-son-las-finanzas-personales/
  14. Sampieri, H. (2014). Metodologia de la investigacion. Mexico: McGRAW-HILL.
  15. UNESCO. (2010). Eduacion. En INDICADORES UNESCO DE CULTURA PARA EL DESARROLLO.

 

Cuenta de Editor

Referencias Bibliográficas

  1. Baena, G. (2017). Metodología de la Investigación . Mexico: Patria.
  2. Chávez, B. (2018). Emprendimiento en las 4 generaciones: Baby Boomers, X, Millenialls, Z. Global Entrepreneurship Monitor (GEM).
  3. Coope Ande. (2020). Hablemos de tus finanzas personales y familiares. En Uno a Uno con tu Educación Financiera (pág. 13). San Jose: Coope Ande.
  4. Cortez, N. (2017). ESTIMACIÓN. En Estadistica II (pág. 8). San Salvador: UES.
  5. DIGESTIC. (2007). VI CENSO DE POBLACIÓN Y V DE VIVIENDA – 2007. San Salvador: Gobierno del El Salvador.
  6. El Economista . (23 de 9 de 2021). Obtenido de https://www.eleconomista.net/actualidad/Proyectan-que-la-tasa-de-desempleo-de-El-Salvador-sera-de-9.5–este-2021-20210723-0011.html
  7. Fernández, P. (2001). Determinación del tamaño muestral. Unidad de Epidemiología Clínica y Bioestadística, 1.
  8. Figueroa, O. (2009). Las Finanzas personales. EAN, 123-124.
  9. Gomez, M. y. (2020). PROTOTIPO DE APLICACIÓN MÓVIL QUE FACILITA EL APRENDIZAJE Y EL. Bucaramanga.
  10. Jomtien. (1990). SATISFACCIÓN DE LAS NECESIDADES BÁSICAS DE APRENDIZAJE. DECLARACIÓN MUNDIAL SOBRE EDUCACIÓN PARA TODOS, 3.
  11. López, P. (2015). Metodología de la investigación social cuantitativa. Barcelona: UAB.
  12. Roman, C. L. (2012). Fundamentos de administración financiera. Estado de México: Red Tercer Milenio S.C.
  13. Ruiz, R. (17 de 8 de 2021). Forbes Mexico. Obtenido de https://www.forbes.com.mx/que-son-las-finanzas-personales/
  14. Sampieri, H. (2014). Metodologia de la investigacion. Mexico: McGRAW-HILL.
  15. UNESCO. (2010). Eduacion. En INDICADORES UNESCO DE CULTURA PARA EL DESARROLLO.

Cita recomendada en formato APA

M. (2020). Unidad para superar la crisis. Revista Nuestro Tiempo, 18(1), pp. 1-4.