Comparte

Aproximaciones hermenéuticas al Nuevo Testamento (El método sociológico)

Revista Nuestro Tiempo, Vol. 18, enero – junio 2020, páginas 10-15
124 Accesos
11 Descargas
1 Veces compartido
Héctor López
Profesor de Teología e investigador de la Universidad Luterana Salvadoreña. Profesor de la Universidad Don Bosco, El Salvador.hector7aguilar@gmail.com
Secciones

Resumen

El presente artículo busca dar a conocer a grandes rasgos el método sociológico en la interpretación bíblica. Pues es un método que permite una exegesis más amplia, pues se sumerge en el contexto en el que los textos fueron escritos y sobre todo echa mano de otros métodos de exégesis bíblica para enriquecer su estudio. El método sociológico nos hace comprender mejor el movimiento de Jesús en sus orígenes y sobre todo los textos que surgieron en el desarrollo de ese movimiento. Es importante el enfoque generacional, es decir las cuatro generaciones en la que se desarrollaron los orígenes del cristianismo.

Palabras clave: exegesis, hermenéutica, método sociológico, Nuevo Testamento, judaísmo, cristianismo.

Hermeneutical Approaches to the New Testament (The sociological method)

This article seeks to make the sociological method known in broad strokes in biblical interpretation. For it is a method that permits a wider exegesis, because it is immersed in the context in which the texts were written and especially uses other methods of biblical exegesis to enrich its study. The sociological method allows us to better understand the movement of Jesus in its origins and especially the texts that emerged in the development of this movement. The generational approach is important, that is, the four generations in which the origins of Christianity were developed.

Keywords: Exegesis, hermeneutics, sociological method, New Testament, Judaism, Christianity.

1. Introducción

Para una comprensión correcta de las Sagradas Escrituras, es necesario hacer exégesis de manera seria y honesta con los textos. En nuestro surge la pregunta ¿qué tienen que decir los textos de la Biblia a ser humano del siglo XXI? Para poder responder a esa pregunta es necesario que el estudio bíblico sea serio. Aun ante los avances de la exégesis bíblica, muchos pseudo-cristianos y pseudo-exégetas siguen interpretando de manera fundamentalista los textos bíblicos. De estos fundamentalismos nacen lo que podríamos llamar deformaciones teológicas de la imagen de Dios, alimentando de esta manera el discurso ridiculízante que los escépticos y los ateos por moda, tienen sobre el cristianismo.

No pretendemos hacer un estudio exhaustivo del método sociológico, pero si dar una pequeña aproximación que pueda despertar el estudio de la biblia. Hoy más que nunca es urgente hacer una exégesis bíblica, pues de esta dependerá una buena hermenéutica y sobre todo una teología más encarnada en la vida diaria de los seres humanos. Es regresar a los orígenes para actualizar el mensaje de los evangelios.

Haremos una breve descripción de los métodos, luego veremos que podemos decir sobre el Nuevo Testamento, expondremos el método sociológico en la interpretación bíblica según Rafael Aguirre, mencionaremos brevemente el enfoque generacional y por ultimo haremos unas conclusiones que dejan abierta la reflexión y la investigación.

2. Los métodos

Han existido una serie de métodos que provienen del campo científico. Estos métodos tan diversos han provenido de la:

  • Filología
  • Arqueología
  • Análisis literarios
  • Crítica de las tradiciones
  • Historia de las religiones
  • En el tiempo se ha visto el valor de la aportación que ha dado cada método, algunos métodos como:
  • Método histórico crítico: estudia el espacio y tiempo, la cultura. Prácticamente la vida cotidiana y privada que es un poco difícil de estudiar.
  • Método de las formas: estudia las formas y géneros, existentes en los textos.
  • Historia de las formas: estudia la evolución de las formas a través del tiempo y según los momentos culturales.
  • Método sociológico: estudia en el entorno social

3. ¿Qué podemos decir a grandes rasgos del N.T.?

El N.T. podría verse como una hermenéutica en dos vertientes:

  1. Es una interpretación del hecho histórico Jesús, un hombre real: El recuerdo de Jesús, a quien en el griego neotestamentario se le llama Christos, en hebreo Mashiah y en arameo Meshiha, el Mesías, Ungido . Pero esta interpretación es en respuesta a su contexto político, cultural, religioso, económico etc. Probablemente este camino llevo a un proceso de convertir de convertir los histórico en mito durante los primeros dos siglos.
  2. La interpretación de las Escrituras (A.T.) a la luz del hecho histórico Jesús: Era la necesidad de justificar las creencias y prácticas centradas en Jesús o procedentes de él como de carácter totalmente judío o escriturístico.

3.1. Judaísmo y cristianismo

Partiendo de la afirmación anterior de que los textos del N.T. surgieron como una hermenéutica de las vertientes antes mencionadas, se borra la idea de que nacieron con la intencionalidad de ser textos sagrados y canónicos. El tema de la conicidad es algo que se debe abordar en otro estudió. En consonancia con las afirmaciones de Dunn y lo que hemos venido diciendo, nos lleva a ver claramente que judaísmo y cristianismo, no eran entidades claramente definidas y diferenciadas entre sí en los dos primeros siglos. No estamos ante dos religiones, ni ante dos grupos étnicos, religiosa y culturalmente diferentes, ni siquiera tenían diversos ritos y prácticas.

En los textos neotestamentarios, el término judaísmo solo aparece dos veces (Gal 1, 13-14) y cristianismo una vez (Hch 11,26). Ante esta situación se hace urgente y necesario el uso del método sociológico para una mejor interpretación de los textos del Nuevo Testamento.

Son textos con una diversidad fascinante, sobre su manera peculiar con la que cada una de las tradiciones hizo una hermenéutica del hecho histórico Jesús de Nazaret. Es así que, para comprender esta hermenéutica, se necesita utilizar el método sociológico.

3.2. Hebreos y Helenistas

Estos fueron dos grupos dentro del movimiento de Jesús, muchas veces enfrentados en conflictos por temas como la circuncisión. Pero no eran únicamente dos grupos característicos de este movimiento. Pues en el judaísmo ya existían los judíos (de nacimiento) y los prosélitos. No ahondaremos en esto pues solo nos interesa ver como estos grupos tuvieron sus referentes.

Según nos cuentan los Hechos de los Apóstoles, Santiago el Hermano del Señor es como la figura emblema del grupo de los hebreos; por su parte el grupo de los helenistas, son los siete diáconos y Pablo. Dentro de cada grupo hay una diversidad no son grupos polares y dogmaticos.

Un buen ejemplo de que se pueden hacer muchas interpretaciones de un solo personaje histórico, es la interpretación que hacen de Sócrates, por un lado Platón lo ve como el intelectual, creando la teoría de las ideas. Y por otra parte Antístenes que lo ve más como un modelo de vida (ética), una vida sencilla y sin ser esclavo de los deseos del dinero y el poder. Bajo esta interpretación de Sócrates, Antístenes forma la escuela de los Cínicos (los filósofos helenistas llamados Perros), cuyo representante más fuerte fue Diógenes de Sinope. Esto no quiere decir que Sócrates haya vivido exactamente como los Cínicos.

4. El método sociológico en la interpretación Bíblica según Rafael Aguirre

4.1. Breve historia

Ya desde finales del siglo XIX, comenzaron algunos precursores con estudios sociológicos del A.T. En Chicago se formo la famosa “escuela de Chicago en el año 1920.  Trabajaron más en el método sociológico con el N.T. sus figuras más conocidas son Shirley Jackson Case y Shailer Mathew. Fue en el mundo académico de EE.UU., precisamente en Chicago donde esta escuela inició el estudio del proceso del cristianismo primitivo a través de la sociología bíblica.

4.2. Cuestiones que impidieron o retrasaron el uso de método sociológico

  1. La historia de las formas: busco en los hechos de la Iglesia primitiva las diversas tradiciones, sin considerar los factores políticos, sociales, etc. Este método recurría a la historia de las religiones, pero no a la historia de la sociedad en su conjunto.
  2. La historia de la redacción: se centraba en la teología del último redactor o de la teología del escrito en su estado final. Teología que se concluía a partir de los análisis literarios. Olvidaba las características de la comunidad detrás del texto.
  3. La hermenéutica existencial e individualista: en este método, la antropología de Bultmann es individualista e idealista, despreocupándose de las dimensiones materiales y sociales de la vida humana. Es decir quedan fuera los contextos socioculturales.
  4. El estructuralismo en sus diversas modalidades: el estructuralismo en su afán de utilizar métodos de análisis literarios más finos, prescinde de la historia. Existió un esfuerzo por parte de Belo por conjugar estructuralismo y el análisis sociológico. El estructuralismo tiene el peligro de favorecer la sacralización del texto y dará ánimos a un cierto fundamentalismo.

Cabe señalar que las ciencias antropológicas y sociales son del siglo antepasado. Algunos creen que los métodos sociológicos son muy reduccionistas, pero los estudios de sociología bíblica han demostrado lo contrario.

4.3. Los métodos sociológicos en la exégesis actual

Es muy importante resaltar que el N.T. esta desarrollado en el contexto del mundo grecorromano. Esto facilita el uso de los métodos sociológicos en los textos neotestamentarios. El A.T. tiene contextos sociales más diversos, pues recoge una tradición más amplia en tiempo y espacio.

4.3.1. Historia y sociología

La historia estudia los hechos individuales y concretos, que tuvieron relevancia en el pasado y dan una configuración al futuro. La sociología por su parte pone su esfuerzo en lo genérico de un movimiento social y lo interpreta con categorías teóricas. Así por ejemplo, la historia del cristianismo primitivo tiende a estudiar a los personajes relevantes y lo característico que los hace relevantes en tiempos posteriores (por ejemplo Pablo). Por su parte la sociología del cristianismo primitivo se enfoca en la vida concreta del cristiano medio, su entramado de relaciones sociales y los procesos sociales.

El historiador necesita modelos sociológicos pues descubre aspectos ocultos de la realidad. Por otra parte, los estudios sociológicos dan valor a las fuentes no escritas: la arqueología. A modo de ejemplo hay que mencionar cuatro ejemplos de problemas históricos conocidos por los exégetas, que necesitan de la sociología:

  1. El Jesús histórico
  2. El estudio de la situación social de los primeros cristianos
  3. Los factores sociales que explican el origen de la apocalíptica y su función social
  4. El origen de Israel (hablando del A.T.)

4.3.2. Exégesis y sociología

Esta intenta interpretar hechos, procesos, conflictos, libros completos, por medio de categorías sociológicas. Un claro ejemplo de esto es la sociología del movimiento de Jesús desde su muerte en Palestina hasta el año 70 con la destrucción del templo de Jerusalén. Se quiere explicar cómo surgen estos movimientos en las crisis sociales y cuáles son las características, de estos grupos milenaristas. Así como el estudio del mundo social de las comunidades paulinas y joánicas, que es muy distinto al mundo social de Jesús y los sinópticos.

4.3.3. Exégesis socio-histórica

Este método hace de las circunstancias sociales e históricas en que sitúa el texto el criterio de su comprensión. Busca conocer los factores sociales, económicos, políticos etc., que influyen sobre el autor y sobre los destinatarios, y así comprender el sentido del texto. En otras palabras, sitúan el texto en su vida real para ver lo que realmente significaba.

Es una exégesis que metodológicamente está en la línea de la crítica-histórica, pero con un gran uso de la historia de las instituciones del tiempo, movida por preocupaciones sociológicas.

4.3.4. Vinculación de los aspectos literario, sociológico y teológico

Se da un análisis sociológico en datos proporcionados por el análisis literario. El estudio teológico aparece relacionado dialécticamente con la situación detectada de la comunidad. Un ejemplo de esto es la primera carta de Pedro y el evangelio de Marcos. Algunos expertos dicen que ambas comunidades destinatarias de estos textos son caracterizadas sociológicamente como sectas.

  • 1 Pedro: sectores rurales de Asia Menor
  • Marcos: Sectores rurales de Siria

En 1 Pedro el autor hace uso de la imagen de la iglesia como casa-familia de Dios, así refuerza la identidad y solidaridad de la secta que tiene un grave conflicto con el mundo hostil en el que se encuentra inserta. El oikos es la estructura básica de la sociedad greco-romana, se convierte en la célula básica de la iglesia, bajo la categoría casa-familia de Dios, nace la teología central de la teología de este texto. Este es un ejemplo de cómo el análisis sociológico se coordina con el análisis teológico.

Marcos, al descubrir el género literario en su conjunto, dará el horizonte que preside a dicho evangelio. Marcos es una obra apocalíptica, un claro ejemplo es Mc 13,1-37 que es la clave para comprender este evangelio. Para estudiar la situación social de esta comunidad hay que servirse del análisis del texto mismo, de paradigmas de otras comunidades escatológicas y de analogías históricas con otros grupos apocalípticos judíos. Por ejemplo, la comunidad de Marcos es análoga a la esenia de Qumrán y a los cínico-estoicos que abundaban en el sur de Siria. Su teología se ve en la necesidad de la autocomprensión y ánimos de esta comunidad apocalíptica. Sin olvidar el hecho histórico de la destrucción del Templo, que es el contexto social y religioso en el que se escribe este primer evangelio. El tema del secreto mesiánico no es algo cristológico, sino el privilegio de que lo sabe la comunidad marcana.

5. Enfoque generacional

Es muy importante desde estos métodos sociológicos, utilizar el enfoque generacional, que nos mostrara el desarrollo del movimiento de Jesús en los primeros dos siglos. Desde sus orígenes sectarios hasta su mayoría de edad. Estas generaciones son:

  1. La primera generación: desde la muerte de Jesús año 30 hasta la primera revuelta judía año 70 (destrucción del templo, guerra judía).
  2. La segunda generación: desde el año 70 hasta el 110 d.C.
  3. La tercera generación: desde el 110 hasta 150 d.C.
  4. La cuarta generación: desde el 150 al 190 d.C.

Conclusiones

Los métodos sociológicos y sobre todo el enfoque generacional, nos permiten estudiar el N.T. como fuente principal en el desarrollo del cristianismo primitivo. Sin olvidar que el mismo en N.T. es producto de ese desarrollo.

Para hacer una teología seria, se necesita una hermenéutica desde un trabajo exegético a través del método sociológico.

No podemos ignorar el mundo social del N.T. pues condicionaron la producción y la circulación de los documentos.

El acercamiento sociológico no supone simplemente agregar otra dimensión al conocimiento, sino ayudar a ver el conjunto, es decir a superar la percepción analítica sectorial. No se debe perder de vista la totalidad, el sentido de conjunto.

La exegesis sociológica no es exclusivista, siempre necesitara de todos los medios consagrados de la exegesis científica.

La exegesis sociológica pretende descubrir cómo los modelos cognitivos y morales de creencia funcionan en una situación determinada, qué necesidades o intereses colectivos expresan y cómo se relaciona el significado religioso y social. Evitando hacer un aislamiento de las diversas teologías del N.T. que puede llevar una tergiversación.

Bibliografía

  1. Kung, Hans. Jesús, Trotta, Madrid
  2. Dunn, James, El cristianismo en sus comienzos Tomo III: Ni judío, ni griegos. Una identidad cuestionada, Verbo Divino, Estella
  3. White, Michael L., De Jesús al cristianismo, el Nuevo Testamento y la fe cristiana: un proceso de cuatro generaciones, Verbo Divino, Estella
  4. Aguirre, Rafael. El método sociológico en los estudios bíblicos, Estudios Eclesiásticos vol 234, Madrid, 1985, pp. 303-331

Cuenta de Editor

Referencias Bibliográficas

  1. Kung, Hans. Jesús, Trotta, Madrid
  2. Dunn, James, El cristianismo en sus comienzos Tomo III: Ni judío, ni griegos. Una identidad cuestionada, Verbo Divino, Estella
  3. White, Michael L., De Jesús al cristianismo, el Nuevo Testamento y la fe cristiana: un proceso de cuatro generaciones, Verbo Divino, Estella
  4. Aguirre, Rafael. El método sociológico en los estudios bíblicos, Estudios Eclesiásticos vol 234, Madrid, 1985, pp. 303-331

Cita recomendada en formato APA

López, H. (2020). Aproximaciones hermenéuticas al Nuevo Testamento (El método sociológico). Revista Nuestro Tiempo, 18(1), pp. 10-15.